Carillas y coronas dentales en Palma de Mallorca.

El secreto para una sonrisa bonita y natural, las coronas dentales.

Las carillas dentales son unas finas láminas que se colocan en la cara frontal de los dientes, con el objetivo de mejorar aspectos tales como el color, la forma o la apariencia de los dientes de una forma rápida y muy efectiva, consiguiendo que el paciente luzca una sonrisa perfecta en poco tiempo.

En la Clínica Mallorca Dental te informamos de que con el paso de los años, nuestros dientes van sufriendo un desgaste al rozar con los antagonistas. El estrés, hace que muchas personas tengan un hábito llamado bruxismo, que desgasta los dientes y hace que se vean especialmente cortos. Cuando un diente es corto, da la sensación de envejecimiento dental.

Al ser unas coberturas dentales, las carillas y las coronas dentales, van a sustituir visualmente a los dientes en los que se coloquen, por lo que cuando sonrías, lo que los demás verán son tus carillas o coronas y no tus dientes originales.

Por eso, son llamados tratamientos de cosmética detal, pues pueden utilizarse para enmascarar aspectos visuales en los dientes delanteros como la forma, el color, o la posición. En los dientes posteriores (molares y premolares) suelen utilizarse las coronas o fundas dentales por su mayor robustez.

En la actualidad, los sistemas de adhesión de las carillas y coronas han evolucionado grandemente y son absolutamente fiables, por lo que tienen una gran resistencia a desprenderse. De hecho, siempre y cuando el tratamiento esté bien prescrito y la técnica de colocación sea la correcta, la pérdida de una carilla es muy infrecuente.

Existe un detalle que debemos resaltar y es el hecho de que las carillas son un tratamiento de estética dental, por lo tanto, debemos realizar un diagnóstico previo que cumpla con el objetivo de decidir la mejor opción para cada paciente y su estado de salud bucal, pues debemos partir de una boca sana.

El procedimiento de colocación de las carillas dentales va a depender del tipo de carillas que se hayan elegido.

Tipos de carillas dentales

Aunque existen diversos modelos y variantes, podemos encontrar principalmente dos tipos de carillas dentales y suelen clasificarse en función del material con el que se fabrican:

Carillas de porcelana

Las carillas de porcelana son finas láminas de porcelana que se utilizan como una opción de tratamiento mínimamente invasivo, para lograr estética y función dentarias duraderas.

Estas carillas, también llamadas «facetas cerámicas» son finas láminas que recubren toda la cara frontal del diente, lo que nos permite cambiar su forma, color e incluso su posición. No cambian de color con el paso del tiempo y se adaptan fácilmente a la boca del paciente. Sin embargo, sí que es necesario un proceso de laboratorio para su elaboración e implica un tallado controlado del diente.

Sus resultados son espectaculares por estética y duración. Mantienen su color durante mucho tiempo sin necesidad de acudir al dentista para su mantenimiento y su aspecto y brillo son más naturales.

Este tratamiento ofrecen una mayor resistencia al desgaste ya que estas carillas proporcionan fuerza y resistencia comparable al esmalte del diente natural, tienen mayor estabilidad del matiz ante los agentes pigmentantes externos.

El acabado de las carillas de porcelana es extraordinariamente estético, brillante y natural.

Carillas de composite

Las carillas de composite se fabrican directamente sobre el diente, aplicando el material en diferentes capas y dándole la forma deseada.

Como se confeccionan en la clínica, por nuestro especialista de estética, sin necesidad de laboratorios, desde el primer día podrás disfrutar de los cambios. Es una técnica reversible y empleamos composites especiales sobre el diente, por lo que sería fácil volver a la situación inicial si así lo quisieras.

Su principal desventaja frente a las carillas de porcelana es que necesitan un mayor mantenimiento, ya que con el paso del tiempo pueden cambiar de color y es necesario pulirlas y ajustar la estética. Aunque también tienen otras ventajas, como la rapidez y facilidad de su colocación.

Es importante saber que una variante no es mejor que otra, sino que cada tipo de carilla dental, tiene unas características especiales y será tu odontólogo el que te recomiende la opción más adecuada para tu caso y que los resultados sean los que esperas.

Tipos de coronas dentales:

Las Coronas o Fundas dentales son prótesis fijas que se colocan encima de dientes o implantes dentales, su finalidad principal es la rehabilitación dental. La corona es un tratamiento dental que se utiliza tanto para fines estéticos como funcionales.

De la misma forma, estas fundas dentales protegen a aquellos dientes que han quedado debilitados por una endodoncia o por la aparición de alguna caries profunda, ayudando a que el paciente pueda mantener esta pieza dental en el tiempo.

Las fundas o coronas dentales pueden ser de varios materiales, las más usadas son las de Metal – Cerámica, de Porcelana y las de Circonio.

Las coronas de metal-porcelana están fabricadas con una capa de porcelana que intenta igualar la tonalidad de la pieza dental sobre una estructura de metal.

Las coronas de cerámica son prótesis libres de metal por lo que estéticamente son mejores y permiten diseñar sonrisas perfectas. Ahora bien, son menos resistentes que las de metal o circonio.

Las coronas de circonio son las que reúnen mejores cualidades, sumando estética y resistencia. Son translúcidas y reflejan la luz de la misma manera que un diente natural. Iguala la morfología, textura y tonalidad de los dientes a la perfección y garantizan la sonrisa más perfecta.